12
ABR
2017

Meditamos sobre la Pasión de Cristo (06. Barrabás)



¡Jesús y Barrabás! En el pretorio de Pilato. El Señor, con la cabeza baja, codo a codo con el asesino. El Señor, tratado por un loco por Herodes, comparado con un criminal. Es una grave ofensa a Jesús. La liberación de Barrabás es una consecuencia de la cobardía de Pilato, que en lugar de liberar a Jesús por un acto de justicia al no encontrar en él ningún mal, intenta utilizar el precepto de la Pascua para liberarlo, pero el pueblo elige al bandido. ¿Dónde están los sanados por ti, dónde quienes saciaron su hambre en la multiplicación de los panes?

 

En ese momento en que liberan a Barrabás, Jesús sigue con su calma inalterable, en la película de la Pasión de Cristo observamos a un Jesús dolorido, azotado y magullado que con una mirada calma al bandido, y que por voz del mismo Barrabás podría decir “al mirarme, sus ojos no tenían odio ni resentimiento conmigo, solo amor y misericordia”

 

¿Me cambia a mí la mirada de Jesús? ¿Soy como esos judíos, que siguen a la marea, o tengo mi propio criterio? ¿Lucho por causas justas o tomo la posición más cómoda aún sabiendo que no es la más justa?


Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared