Historia

NOTAS HISTÓRICAS SOBRE

LA BASÍLICA DE NTRA. SRA. DEL SOCORRO

La Basílica de Nuestra Señora del Socorro es una edificación que sorprende por su carácter monumental. Las grandes dimensiones que tiene la edificación fueron consecuencia de la voluntad de los Duques de Maqueda-Arcos por levantar un edificio singular.

La Basílica está encuadrada en el estilo artístico denominado barroco decorativo levantino, donde las portadas de acceso al templo se labran como si fueran retablos.

La construcción del templo se realizó en varias fases. Comenzaron las obras por los pies del templo alrededor del año 1650.

En una primera etapa se construyó la nave hasta donde concluyen las capillas. Este periodo acabaría alrededor de 1674, estando al frente de las obras los arquitectos Francesc Verde y Pere Quintana, que fueron los mismos maestros arquitectos que trabajaron en Santa María de Elche.

Posteriormente se da un nuevo empuje construyendo la capilla de comunión entre 1722 y 1729, que se sitúa adosada a la cabecera de la iglesia de manera trasversal. El lugar que ocupa la capilla de comunión fue el emplazamiento de la vieja iglesia, que a su vez había sido la mezquita musulmana.

Finalmente entre 1729 y 1737 se concluyen las obras del templo, levantándose la Cúpula y el Campanario por el maestro cantero Lorenzo Chápuli.

Dispone de tres portadas de acceso.

La portada principal dedicada a la titular de la parroquia, Nuestra Señora del Socorro.El acceso está presidido por una escultura de la Virgen del Socorro atribuida por algunos especialistas al notable escultor Nicolás de Bussi, autor de la portada principal de Santa María de Elche, y que llegó a obtener la distinción de escultor de cámara del rey Carlos II.

La portada lateral del lado del Evangelio está dedicada a Santa Teresa de Jesús y la puerta del lado de la Epístola a San Juan Bautista.

Como pueden observar, la Basílica presenta una gran anchura central con una nave dividida en 4 tramos separados por arcos fajones.

La techumbre está cubierta con bóveda de cañón con lunetos, que son esas pequeñas bóvedas en forma de media luna que se utilizan para dar luz a la bóveda principal.

En las pechinas, que son los triángulos curvilíneos que forman el anillo de la cúpula y descansan sobre los arcos torales, están las representaciones de los cuatro evangelistas con su signo distintivo: Mateo con el Ángel, Marcos con el León, Lucas con el Buey,  Juan con el Águila.

El retablo Mayor

Un monumental retablo de madera en forma semicircular que se adapta al muro del presbiterio. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII, dentro del estilo rococó.

En el centro del retablo hay una hornacina que alberga la imagen de Ntra. Sra. del Socorro, una escultura de mediados del siglo XX.

Las calles laterales enmarcadas por pilastras, contienen hornacinas con las tallas de San Pedro y San Pablo.

En el ático podemos observar un relieve de la Gloria, donde el Padre Eterno está emergiendo de una nube rodeada de ángeles-niño y aparece representada la paloma como símbolo  del Espíritu Santo.

La parroquia fue reconocida con la distinción de Basílica Menor por el papa Benedicto XVI mediante bula emitida el 15 de julio de 2006, sumándose a las basílicas de Santa María de Alicante y Santa María de Elche.

 

Agradecer a D. Gonzalo Martínez, Cronista Oficial de la Villa de Aspe, por su labor.

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared