Despedida de Don Fernando Navarro como rector de la basílica

27 OCT 2020

Despedida de Don Fernando Navarro como rector de la basílica

El domingo 13 de septiembre de 2020 se despidió a D. Fernando Navarro Cremades, como párroco-rector de la Basílica Ntra. Sra. del Socorro de Aspe, tras 24 años al frente de ella, en una celebración eucarística. Fue una celebración especialmente emotiva y llena de momentos emotivos. 
 
Estuvo acompañado en el altar por el coadjutor de la basílica D. José Manuel Bascuñana, con sacerdotes hijos de Aspe, así como por un compañero de seminario que comparte con él 59 años de ministerio sacerdotal. También estuvo presente su familia, así como una representación de la corporación municipal y de los movimientos de la iglesia, representados en el Consejo Pastoral. 
 
Fue emotivo ver celebrar esta acción de gracias con la casulla que celebró su primera misa, y que como él mismo dijo, de su simbología, esperaba "haber acercado la presencia viva de Jesús Eucaristía a todos los aspenses". De todas las vivencias que ha tenido como sacerdote en Aspe, don Fernando recordó el agradecimiento a Benedicto XVI al conceder el título de basílica a la parroquia, y elevarla a esta categoría. Un largo proceso iniciado el 25 de mayo de 2002 con la visita del nuncio don Manuel Monteiro de Castro, durante la celebración del 400 aniversario de la parroquia, que se vería culminado el 15 de julio de 2006.
 
Tras la celebración eucarística, se celebró una comida de confraternidad, en la cual el alcalde, anunció que la Corporación municipal le va a proponer como Hijo Adoptivo de Aspe.
 
Una vida entregada y derramada por amor a Dios y a las personas. 
¡Gracias don Fernando por su vida!
¡Gracias don Fernando por su ministerio!

Despedida de Don Fernando Navarro como rector de la basílicaDespedida de Don Fernando Navarro como rector de la basílicaDespedida de Don Fernando Navarro como rector de la basílica

Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.